Enero

Enero
zsazsa

lunes, 2 de septiembre de 2013

EL VALOR DE UN ANILLO...

Chicas, cuanto tiempo ha pasado!!!!

Nuestras vacaciones ya han terminado y estamos nuevamente puesta a la carga de una nueva etapa, para los que tenemos hijos en el cole este tiempo siempre es de arranque renovado en nuestras actividades.

En esta entrada os presentare algún trabajo que hice de Verano en el ultimo de Tildas, me gustaron mucho y me lance a hacerlos ahora decoran parte de mi cocina, la cual esta con un estilo muy chic como a mi me gusta.




Pero también quiero contarles una historia sobre el valor que cada persona tiene y pocas veces sabe apreciarlo en realidad, la historia es muy cortita, porque os doy la versión resumida, pero sumamente enriquecedora.

Había un hombre que acudió a visitar a un viejo maestro sabio para que pudiera ayudarle a comprender en que debía mejorar y lograr así que la gente le apreciara y reconociera todo lo capacitado y bien preparado que estaba en su oficio, ya que la gente solo se dedicaba a menospreciarle y a ignorarle en muchas ocasiones.




Pero cuando se presento ante el viejo maestro, este le dijo que El también se encontraba en un apuro y que seria mejor que El le ayudase y así luego el maestro podría dedicarle algunos momentos a su problema con el que se refirió primero.

De este modo el maestro le entrego un anillo y le pidió que fuese al pueblo a venderlo, pero que no aceptara menos de una moneda de oro por el, el hombre fue al pueblo y lo ofreció a muchas personas, pero ninguna le daba mas de 1 moneda de plata y alguna vasija de cobre con el afán de ayudarle, pues nadie le daría esa moneda de oro que el pedía, pero el hombre no acepto y regreso triste a casa del  maestro.




Entonces el maestro después de escuchar el relato del hombre le pidió que llevase el anillo a donde un joyero para que así supieran el valor real del anillo, pero que no se lo vendiese aunque el joyero le ofrezca mas de una moneda de oro.

El hombre fue en busca del joyero y le pidió saber el valor del anillo, este le dijo que si le urgía la maestro le pagaría 58 monedas de oro por el anillo, pero que si esperarían a mejor comprador podrían vender por mas de 70  monedas de oro.

Volvió feliz con las noticias del joyero y el maestro le dijo: Lo ves, tu eres como ese anillo, una joya valiosa y única. Solo un experto puede saber tu valor. Entonces porque vas por la vida, pretendiendo que cualquiera descubra tu verdadero valor?. 

Cuando leí este pequeño relato sentí la necesidad de transmitirlo enseguida por la simplicidad y a la vez grandeza de su mensaje.


Cuantas veces nos hemos sentido disminuidos, infra valorados, menospreciados por seres que no son ni la mitad de listos o con por lo menos las mismas capacidades que nosotros tenemos?

"Somos joyas únicas e irrepetibles! nuestro valor es mas grande que de lo que realmente sentimos acerca de nosotros mismos" vayamos por la vida con la cabeza mas erguida y demonos cuenta de cuanto valemos de verdad!!!

Que tengáis todos una FELIZ SEMANA!!!


CARLA